miércoles, 30 de julio de 2008

El ataque a la cima se retrasa 24 horas

El grupo español que intenta en estos días llegar a la cima del Broad Peak se encuentra ya en el campo 3, pero retrasa su ataque a la cima 24 horas debido al fuerte viento que sopla en la cumbre.

Salida de la expedición al Broad Peak

Según el blog vasco: "Por su parte, Aitor Las Hayas, Lina Quesada, Diego Hernández, Santiago Martín y Alfredo García han llegado hoy al campo 2 del Broad Peak y su intención es alcanzar mañana el campo 3. Aitor Las Hayas se muestra satisfecho con la jornada de hoy porque el tiempo ha mejorado considerablemente y se encuentra perfectamente aclimatado y en forma para el jueves a las 12 de la noche salir del campo 3 y si todo va bien, unas once horas después, hacer cima."

domingo, 27 de julio de 2008

Los alpinistas en el Karakorum se preparan para su ataque a la cumbre

Día soleado y alegría de los montañeros son las dos notas que han caracterizado la jornada en el Broad Peak, por lo que ya comienzan las estrategias definitivas para el ataque a la cumbre.

Hay crónicas, muchas crónicas, que nos dan idea de la euforia que viven los expedicionarios, después de tantos días de lucha contra el desánimo y el aburrimiento debidos al mal tiempo. Las crónicas y la foto las hemos pillado del blog de los vascos (con el permiso de Juanjo, como siempre). Veamos qué cuentan.

CRÓNICA DE LINA

Hoy por fin amaneció con sol¡ un nuevo día lleno de visitas, noticias y novedades.

A primera hora, pasa un trekker que nos saluda, el cual muy gentilmente nos ofrece carne seca de pavo, sin grasa, que degustamos agradecidos...pero, cuando le ofrecemos un platito de nuestro jamón serrano, al sudoroso trekker, le saltan dos lagrimones y una sonrisa de oreja a oreja, el campo base español, sigue siendo el anfitrión número uno por estos lares.

Seguidamente llegan nuestros compañeros y amigos Mauricio y Badía (mejicanos) para ultimar la salida y la subida y ataque a cumbre, nos orientan sobre la actividad que realizan en su país para la obtención de ayuda y espónsores, lo que no nos viene nada mal a los que como yo, estamos un poco fuera de onda en el tema.

A media mañana llegan nuestros vecinos franceses, nos traen una crónica en su idioma y nos hacemos una foto de grupo tras la cual comenzamos de nuevo con el tema del ataque a cumbre, horarios, campos, porteadores para salir del campo base, día de salida, etc.

Llegada la hora del almuerzo, invitamos a los mejicanos y de pronto aparece nuestro compatriota y amigo José Carlos Tamayo, se une a la mesa y nos comenta sus planes en el Gasherbrum IV, donde piensan atacar a cima el mismo día que todos nosotros (31 de julio), entre risas y comentarios, sólo se ve un rostro preocupado en el grupo.... Alberto Zerain, lleva sobre sus hombros el peso del K2, su cara no puede negar la responsabilidad que supone la empresa que se propone.



Tras el almuerzo, la frase más repetida y además en varios idiomas es "Suerte", "Good Luck", "Bon Chance" y "Ten cuidado", "Be careful", "Attention".

Aitor y yo, !como no¡, nos preparamos para acompañar a Alberto al campo base del K2, para él, la cosa ya se pone seria, comienza la subida mañana. Una vez llegamos al campo base, todos están revolucionados, parece ser que mañana todo el mundo allí se dispone a subir, a turnarse para abrir huella y probablemente y esperemos que también para montar las cuerdas que asegurarán las rutas, tanto la Tomo Cessen como la del Espolón de los Abruzzos, para ascender dichas vías. A Alberto le queda un duro trabajo, cuando Aitor y yo nos damos la vuelta tras despedirnos de él, lo sabemos. El día 28, mañana, subirá del campo base al campo 2 donde ya dejó instalada una tienda con su saco y demás. El 29 subirá a montar campo 4 para bajar a dormir al campo 3. El 30 subirá a dormir al campo 4 y el 31 atacará a cumbre...uf¡¡ no es una empresa fácil para una persona sola, aunque no ponemos en duda en ningún momento su fortaleza y experiencia, pero no deja de preocuparnos, ya que la montaña, y más aún una montaña tan mítica y exigente como es el K2, nunca deja de ser peligrosa hasta para el alpinista más avezado, pero con nuestros "good luck" y "be careful", nos despedimos de los alpinistas del campo base del K2, que ahora serán compañeros de ruta de nuestro compañero Alberto, le deseamos toda la suerte del mundo.

Para nosotros el día concluye con la visita de los americanos, que han tenido la deferencia de venir desde su campo base a más de 20 minutos de aquí, para comunicarnos que se unirán a nosotros en la subida. De este modo, los mejicanos y franceses salen mañana, ya que montan campo 1, campo 2 y 3; y el resto, italianos, americanos, finlandés, japoneses y nosotros que saldremos el 29 directos del campo base a campo 2, para el 30 dormir en el campo 3 y el 31 salir para cima todos juntos. Seremos muchos, no sé si eso es bueno o malo, pero esperemos que la unión haga la fuerza y el día 31 en la cumbre del Broad Peak, ondeen banderas de múltiples nacionalidades y haya abrazos y fotos de todos.

A un día de nuestra salida del campo base, nuestro equipo ya muestra mejor humor y muchas ganas de comenzar la ascensión.

Abrazos a todos/as
Lina Quesada
27/07/08

NOTA DE BADÍA BONILLA - Quinta mujer ochomilista femenina en el ranking mundial.

De antemano agradezco la invitación de participar en su página web con estas líneas que serán parte de una bonita historia para recordar.

Más que narrar un día en el campo base, quiero expresar lo que siempre he pensado "la montaña ha sido mi mejor maestra", porque entre muchas lecciones y su maravillosa naturaleza, me ha permitido: entender todo tipo de sentimientos, vencer mis miedos, saber que si quiero, puedo, con fe y dedicación. Pero lo mejor que me ha dado, es la bendición de conocer a tantas personas y de hacer amigos de gran sencillez, carácter y lucha. Y, en esta ocasión, me refiero a los integrantes de la "Expedición Española" que se encuentran aquí, en el Broad Peak: Lina, Aitor, Alberto, Santiago, Alfredo, Diego y todo su staff.

Cada uno de ellos, con su peculiar personalidad, ha contribuido para que mis momentos de tensión, duda y estrés sean pasajeros y de aprendizaje (deseo que esto sea recíproco para ellos).

Finalmente, espero que cada uno de ellos, no sólo alcance la cumbre de esta montaña, sino también, logre la cima de su propia realización como seres humanos.
!hasta siempre¡ su amiga Badía Brígida Bonilla.

!Por cierto, estuvieron muy sabrosas, las alubias, lentejas y la tortilla de patatas¡

NOTA DE SERGÉ- Jefe de la Expedición Francesa al Broad Peak

Un grand merci à toute l'équipe espagnole du K2-Broad Peak pour leur aide si précieuse chaque jour.

Dans votre tente on rentre et on sort avec à chaque fois et acceuil extraordinaire au goût du jambon et autres sucreries: une vraie "aubergue espagnole" perdue au fond du Karakorum.

Je suis fier de vous connaître et de tenter le sommet avec vous.
Amitié¡

Sengre et toute l'équipe des francais.
http://broadpeak.frce.fr

Crónica (de la jornada de ayer) por Santiago Martín
Por fin parece que el puñado de meteorólogos que tenemos observando esta parte del Karakorum (existe el rumor de que son uno solo con diferentes identidades) se han puesto más o menos de acuerdo y parece que tendremos, por fin, nuestra oportunidad de intentar la cumbre.

Después de ciertas averiguaciones sobre los planes de los demás grupos, hemos decidido iniciar la subida el día 29, con destino al Campo 2, para intentar la cumbre el día 31 (no hay que olvidar que nuestra fecha límite de estancia en el campo base es el 2 de agosto). Pretendemos aprovechar en lo posible y previsible el trabajo de los iraníes (y sus sherpas¡¡¡) que hoy mismo ya han subido hacia el campo 2 y son nada menos 16, aunque su éxito todavía nos resulta una incógnita.
Otros cuatro o cinco alpinistas sueltos, parece que empezarán pasado mañana, un día antes que nosotros. El resto: nuestros amigos mejicanos y nuestros vecinos franceses, han declarado de forma explícita su total confianza en nuestros conocimientos y experiencia (¡qué gran honor!) y han tomado sus decisiones para coincidir con nosotros.

Hasta aquí el calendario. La información objetiva. Cifras y fechas.
En la mente de cada uno, el tiempo también se ha ido nublando. Esta semana larga de inactividad ha entumecido nuestros músculos...y tal vez nuestro ánimo. A pesar de los esfuerzos y buen rendimiento de los primeros días, ahora dudado hasta de haber sido caminantes. Estas son las durezas y dificultades de este deporte, tan difíciles de explicar. Ahora tenemos dos días para que en nuestras mentes el panorama se vuelva radiante y la ilusión vuelva a ser la del primer día.

Santiago Martín Corrales
26/07/08

SALUDO DE NICHOLAS RICE, Los Angeles, California ( Alpinista del K2)

Today, i came down from K2 base camp to visit the Broad Peak Spanish Expedition, as they were having a party with authentic spanish and mexican food. I found their company enjoyable and their continues optimism admirable. Many groups in their base camp have given up on Broad Peak, as the weather has been horrible and the mountain extremely dangerous. Yet they are determined to succeed and have a cohesive plan to achieve the summit, cooperating with other expeditions. In order to achieve their goal. I thank them immensely for their hospitality.

sábado, 26 de julio de 2008

¡¡ YA SE VEN LOS CAMBIOS EN EL TIEMPO !!

¿Recordáis las imágenes del satélite que incluímos en el post del día 23?

Eran estas:




Pues haciendo la misma operación, hoy ya se pueden comprobar los cambios:



Justo al lado del Broad Peak, que es adonde apunta la flecha que hemos incluído, termina la masa de nubes y hay un gran, gran claro, como puede verse en la siguiente imagen, en la que hemos captado mucho más territorio alejando el zoom:



¡¡MARCHANDO UN ATAQUE A LA CUMBRE !!

viernes, 25 de julio de 2008

Gracias por los ánimos, amigos argentinos de alpinismo.online

"LINA QUESADA: AGUARDANDO LA VENTANA DE BUEN TIEMPO EN EL BROAD PEAK
Noticias de alpinismo.online
Fecha: 25/7/2008 - 11:39

Tras demasiados días de espera y con el tiempo apremiando, aún no llega la tan codiciada ventana que permita el asalto final.

Por Carlos Eduardo González / De la redacción de alpinismonline

La alpinista española, oriunda de Andalucía, Lina Quesada va por su cuarto ochomil, segundo de esta temporada, tras haber hecho cumbre el 6 de abril, nada menos que en el Everest.

Ahora, le llegó el turno al Broad Peak, en una expedición que ya lleva mas de un mes y donde las condiciones climáticas tienen a mal traer a la totalidad de las expediciones del Karakoram.

Con el tiempo pisandole los talones, Lina y su equipo, aguardan con enorme espectativa la ventana de buen tiempo necesaria para el asalto final, que debiera sucederse en los próximo siete días.

Exponemos a continuación el propio relato de Lina extraído de su blog:

"Los días pasan sin demasiadas novedades, pero aunque es difícil seguir manteniendo el buen áni"mo...

jueves, 24 de julio de 2008

Crónica de Lina


Foto del grupo

Los días pasan sin demasiadas novedades, pero aunque es difícil seguir manteniendo el buen ánimo, me atrevo a asegurar que lo estamos consiguiendo.

Imagináos, abrir vuestra tienda de campaña cada mañana y que os sorprenda otro día gris, nevando o lloviendo... se hace cuesta arriba, no se puede hacer casi nada, la imaginación se siente traicionada. Ayer disfrutamos con la visita a los amigos del Gasherbrum IV y esta mañana nos sorprende la visita de los compañeros mejicanos que nos traen buenas noticias: parece ser que la esperada "ventana de buen tiempo" va a llegar, como una ilusión, como una quimera, como lo más deseado en nuestro día a día, la noticia sobre el tiempo nos levanta la moral. Parece ser que va a mejorar desde el 29 de julio al 5 de agosto, pero que los días realmente buenos serán el 31, 1, 2 y 3. ¿debemos hacernos ilusiones? ¿será una previsión que realmente se cumplirá? esperemos.... ahora todos nuestros planes giran en torno a esa fecha. Cuando estuvimos aquí en el Gasherbrum II, la mayor parte del grupo hizo cumbre entre el 22 y el 24 de julio, y claro, pensábamos que las fechas a lo mejor coincidían, pero este año nos está haciendo esperar más.

Siendo así, tendríamos que hacer la bajada del campo base a prisa y corriendo, ya que tenemos de plazo hasta el día 2 de agosto para irnos, pero negociaremos una bajada rápida hacia Askole de 3 días contra reloj, para poder al menos, tentar la codiciada cima.

Es triste ver como van marchándose grupos, esta mañana se marcharon nuestros queridos compañeros iraníes que tan bien se han portado con nosotros cada vez que hemos necesitado la opinión de su doctor, con pena los vemos marchar, se les acabó el plazo y puede que hasta las ganas de estar aquí pasando frío día tras día y envueltos en las chaquetas y patucos de plumas.

También nos comentan que varias de las expediciones del K2 abandonan, ha nevado tanto que la montaña resulta casi inaccesible y aterradora, las avalanchas se suceden, de la huella abierta ya ni se sabe y la ruta se convierte en una trampa peligrosa.

Lo único que nos queda para amenizar la espera es seguir haciendo rutas cada día para no dejar que los músculos se duerman y recurrir a nuestra querida gastronomía nacional, intentando enseñar a nuestro cocinero a hacer un arroz con leche, ya que el arroz aquí no falta y una suculenta tortilla de patatas con cebollita, ya que la materia prima local es muy limitada. Dándole la vuelta a la tortilla, dejo a mis compañeros en la cocina mientras os mando un afectuoso saludo y abrazos desde el frío y gélido Karakorum, cruzad los dedos para que nos llegue el buen tiempo amigos.

Lina Quesada


Foto del grupo

miércoles, 23 de julio de 2008

El tiempo sigue fatal...

Así lo cuentan los expedicionarios en las distintas webs. Y hay actualmente una ventanita, pero no donde debería estar. Para comprobarlo, hemos ido a esta dirección. Allí, hemos marcado "International" (abajo, a la derecha del mapa) para que nos señale las nubes en el mapa. Jugando con el zoom para que nos acerque a la zona del Karakorum y sobre todo con la barra que regula la transparencia de la capa de nubes (también bajo el mapa, donde pone "Transparency"), hemos obtenido los siguientes resultados:


Este primer mapa muestra la zona dejando totalmente transparente la capa de nube(es decir, que no se muestran)


El mismo mapa anterior, pero oscureciendo al máximo la capa de nubes. Se ve una ventana en esa inmensa masa de nubes.


Hacemos zoom para acercarnos al Broad Peak.


Pero si sobre el mapa que nos muestra el Broad Peak oscurecemos la capa de nubes, esto es lo que se ve.

Pero, en fin, todavía no estamos a final de julio. ¡Que no apaguen la vela!

martes, 22 de julio de 2008

Cambio en la predicción del tiempo: ¡ventana a la vista!

"Ayer por la tarde, después de comprobar nuestro email, nos dio una sacudida eléctrica cuando recibimos el pronóstico. Hablaba de la apertura de una ventana del tiempo a finales de julio: el 29, el 30, el 31 y el 1. Cuatro días serían perfectos para un ascenso a la cumbre en nuestra ruta" Blog de Nick Rice Nick hace alusión a que las predicciones norteamericanas, coreanas y serbias coinciden al predecir cuándo se abriría esa ventana

Los alpinistas, por tanto, comienzan a cambiar sus planes. Así, el compañero de Nick, Hugo, que ya estaba preparando los petates para su vuelta, ha cambiado de opinión y esperará para ver si el próximo pronóstico vuelve a reafirmar la noticia: en ese caso, continuará en la montaña.

Y como el K2 está al "laíto" del Broad Peak, nuestros compas españoles ya pueden celebrarlo con los chipirones. ¿Habrá funcionado lo de la vela y la estampa?. Santa Rita, Santa Rita, lo que se da no se quita.

Por cierto, que Nick dice que Lina está optimista y que se encuentra bien (excepto una leve tos que desarrolló en el Everest y que aún le dura).

¡ÁNIMO Y A POR ELLA!

lunes, 21 de julio de 2008

"El cuerpo pide guerra y todos estamos deseando ir a hacer un intento a cumbre"

Hoy han llegado nuevas crónicas de los expedicionarios, que se han publicado en el blog vasco. Alberto, Aitor y Alfredo cuentan sus experiencias en el día a día y nos demuestran que a pesar de las dificultades con el tiempo, el ánimo allí no decae. Por su optimismo y su buen humor, copiamos aquí la de Alfredo, con permiso de Juanjo ;-)

"Crónica de jornada, por Alfredo García

Llevamos tres días completos en el Campo Base después de que diéramos por concluida nuestra aclimatación, el cuerpo, ya recuperado del esfuerzo, pide guerra y todos estamos deseando ir a hacer un intento a cumbre, pero la climatología no nos lo está poniendo nada fácil...

Hoy, como los días anteriores, ha amanecido cubierto y pronto ha comenzado a llover, lo peor de todo es que los partes meteorológicos disponibles no muestran ninguna mejoría antes del 28 ó 29 de julio, pero seamos realistas, si no aciertan a tres días vista, ¿serán capaces de acertar con al menos ocho días de adelanto?. Nosotros por si acaso ya hemos puesto remedio, hemos decidido no hacer tanto caso al hombre del tiempo de estos lares (Mohammed Picazo) y a cambio nuestra mesa del comedor está presidida por una vela encendida y una estampa religiosa, imaginaros nuestro estado de desesperación en un colectivo tradicionalmente, cuando menos, escéptico; a estas alturas cualquier ayuda es necesaria.

La vida en el Campo Base, a pesar de ser nuestro hogar durante un mes, es muy dura: humedad, frío, inactividad..., pero lo más duro, sin duda, son las relaciones sociales, no por el contacto con la gente en sí, si no porque ese contacto viene inevitablemente unido a un intercambio culinario, lo que se traduce en que estamos comiendo desde que nos despertamos hasta que nos acostamos. Nos os podéis imaginar lo difícil que es elegir: lomo o jamón, queso o chipirones...

Esta mañana solo hemos parado de comer cuando nos hemos puesto a preparar las lentejas que servirían de plato único durante la comida, mientras otros compañeros iban a informarse a otros campamentos acerca de las intenciones de nuestros vecinos. Muchos de estos han desistido, en el K-2 se marchan casi todas las expediciones, aquí en el Broad Peak, se marchan al menos una de las expediciones de Iraníes y los Bielorrusos, cada vez quedará menos gente pero aquí la moral está alta, es más, hemos comentado la posibilidad de prolongar la estancia en Pakistán, con la única intención de buscar una ventana de buen tiempo que nos permita algún intento, en esto no hay unanimidad.

Mañana (y posiblemente los próximos días), más de lo mismo: hacer y recibir visitas, comer, comparar partes meteorológicos y como mucho dar algún paseo morrena arriba o morrena abajo.

Alfredo García (21/07/08)"



Entendemos sus dudas.¡Buen provecho!

Alpinistas en el Karakorum tiran la toalla por el mal tiempo

El mal tiempo que hay en el Karakorum y las previsiones de que se mantendrá así hasta primeros de agosto han hecho mella en algunos alpinistas, que comienzan ya a tirar la toalla. Así lo cuenta Nick Rice, que tenía la intención de hacer doblete (K2 y Broad Peak). En la última crónica fechada ayer, 20 de julio, Nick cuenta en su web: "our meteorologist has told us that there won’t be any summit windows until at least August 3rd for K2" (nuestros meteorólogos nos han dicho que no habrá ninguna ventana en la cima hasta al menos el 3 de agosto en el K2).

Nos tememos que a nuestros amigos en el Broad Peak (sobre el que existe una alerta por caída de piedras) les queda por delante mucho campo base y mucho ejercicio de paciencia. Desde aquí les enviamos un abrazo solidario.

Previsión meteorológica para Islamabad en los próximos días

Previsión a seis-diez días

domingo, 20 de julio de 2008

Diez días para intentar hacer cumbre

Según el calendario previsto por Lina, a los expedicionarios les quedan diez días para intentar hacer cumbre, ya que el 1 de agosto está previsto el comienzo del trek de descenso y necesitarán al menos uno para organizar la recogida de petates y bidones en el campo base. Esperemos que en estos días se abra una ventana de buen tiempo y tengan la oportunidad de intentarlo. En estos días será esencial que puedan aclimatar debidamente.

Sobre el dolor de cabeza que impidió a Alberto continuar su escalada a la cumbre, debemos decir que Lina nos dejó unas notas describiendo las distintas etapas desde el campo base hasta la cima principal y en ellas, curiosamente, se refiere también al dolor de cabeza:

"De Campo 2 a Campo 3. Pendientes de nieve más profunda sorteando grietas. Se llega a una gran explanada a 7.000 metros. Dolor de cabeza"·

viernes, 18 de julio de 2008

Crónica de Lina


Vistas desde el Campo 3

Hola amigos/as:

La montaña aquí no tendría ningún sentido si no fuera por el lado humano que nos rodea. Un inmenso caudal de sentimientos que se agolpan, que unas veces nos da fuerzas para continuar y otras nos impide seguir ascendiendo.

Los compañeros que se fueron (Juan Carlos y Rafael), los compañeros que te ayudan a dar ese paso peligroso que te paraliza, los compañeros que te animan, los que se desaniman y que a veces tu alientas.

Cada paso que se sube en esta montaña no es un paso en solitario, somos un grupo que planifica la ascensión, somos gente diferente, cada uno con sus preocupaciones y sus miedos, pero que ante el proyecto común de la cumbre mantenemos la unidad. Ese calor humano que le falta a este glaciar, lo aportamos nosotros.

El entorno hostil, las noches gélidas en los campos de altura, la incertidumbre de la meteorología, la falta de oxígeno que te aplasta en la altura.... todos estos condicionantes los sobrellevamos día a día por ua meta, un proyecto común.
No sabemos cómo saldrá todo, nadie sabe qué día elegiremos para cumbre, si será el adecuado o no, si nuestras fuerzas nos abandonarán o aguantarán hasta el último momento. Nadie puede saber cómo su cuerpo aguantará la adaptación a la altura, cómo sufrirá tantos metros de subida y de bajada, pero sólo or esa ilusión estamos todos aquí, aguantando las inclemencias del tiempo, los días de espera, las incomididades de la tienda. Entre bromas y conversaciones más o menos profundas, el grupo se conoce, se enriquece y se crean vínculos. Lazos que marcarán en el futuro y no se olvidarán fácilmente.

INTENTO A CUMBRE EL PASADO 16 DE JULIO

El comienzo de la ascensión del CB al C3 fue para mí "una aventura dentro de la aventura". Cada uno mide sus fuerzas con la montaña y a veces la montaña gana. En este caso nosotros quedamos satisfechos con el resultado.

Eran las 16'00 h. del día 15 de julio, cuando aparece Miguel A. Pérez en nuestra tienda a proponernos un "todo o nada": "Hay 2 días de buen tiempo, 16 y 17, y o se intenta ir a cumbre en 2 días o no hay posibilidad hasta la próxima venta de buen tiempo".Ahí quedaba eso... Las opiniones de cada uno se suceden, con 3 compañeros en el C2 (Santi, Diego y Alfredo). Los otros 4 que quedamos en el CB (Alberto, Aitor, Martín y yo) sólo podemos negarnos o aceptar el RETO que nos propone Miguel A., subir de noche en una "nocturna non-stop" hasta el C3 (7.100m.) y una vez allí descansar unas horas y subir para cumbre.

Inconvenientes: Alberto, Aitor y yo todavía no hemos dormido en el C3 y no sabemos si la altura hará mella. A favor: Martín viene de cumbre del G2 con lo cual está muy bien aclimatado. Resultado: 4 votos a favor y nos unimos a Miguel, el cual ya ha reclutado a Joao García, que además viene del Makalu muy bien aclimatado.

Al final de la tarde deciden comenzar la marcha Miguel, Joao y Aitor, quedándonos en el CB, Albelto, Martín y yo, descansando y más bien entre nervios, sopesando la decisión tomada. Comienza la marcha....tras una copiosa y abundante cena (nos llevamos en un termo una espaguetada con carne de lujo) comenzamos la nocturna Martín, Alberto y yo. Encontramos con facilidad los hitos por el glaciar de noche, nos ponemos los crampones, casco y arnés en el depósito a pie de vía y a subir.
Me sorprenden mis compañeros: Alberto, más cargado que yo, no lleva ni arnés, no usa las cuerdas y sube con una velocidad y agilidad pasmosa por el hielo sin sentirse siquiera el ruido de las puntas de sus crampones, ni de su piolet, es pura técnica; Martín, el cual viene del G2 con un dedo del pie muy mal, no conoce ni la vía ni nada y sube y sube encaramado a la pared sin encordarse ni nada y de noche.
Yo sonrío para mis adentros, es la 4ª vez que subo por aquí y sigo teniéndole un respeto bestial a estas pendientes, ellos van levitando por el hielo sin esfuerzo, sin sentir el golpear del metal en el duro hielo.

Tras las primeras pendientes, nos sorprende una grandiosa avalancha en mitad del glaciar que tenemos a nuestra espalda durante la subida. Nos quedamos parados, estamos trepando en roca y sin guantes, por un momento una oleada de aire frío nos sacude y quedamos los 3 blancos de pies a cabeza.

Ya una vez la ruta se abre y llegamos a las pendientes que conducen al C1, me paro porque me tengo que parar a disfrutar de la noche. Será la 1'00 de la madrugada del día 16, la luna llena lo ilumina todo, Venus brilla majestuoso, le doy las gracias a Alberto por esperarme y le obligo a que mire hacia el K2, su próximo objetivo, es en esos momentos una pirámide blanca que te hace un nudo en el estómago de sólo imaginar poder estar allí arriba.

La ascensión continúa, el momento más duro es el amanecer, sobre las 5'00 de la madrugada el frío hace mella en nosotros, no nos sentimos los pies, llevamos desde las 12'00 de la noche sin descansar, paramos, tomamos un sorbo de té y compartimos unas chocolatinas, ya se ven las siluetas de los gigantes que nos rodean y estamos a 2 horas del C2, ya lo tenemos...

Llego al C2 a las 8'00 y me meto en la minitienda de 2 plazas en la que ya están Alfredo, al cual despertó Aitor cuando llegó a la 1'00 de la madrugada, Alberto y yo. Cual sardinas enlatadas, nos apretujamos y abrigamos con los sacos, a esperar que dé el sol en la tienda. Sobre las 10'00 se va Alfredo, junto con Santi y Diego, que suben a montar otra minitienda en el C3 y Aitor, Alberto y yo, nos quedamos a fundir nieve para llevar nuestras botellas y termos llenos.

Martín sube ya con Joao y Miguel porque ellos ya tienen una tienda en el C3.
Alberto, Aitor y yo, salimos muy tarde, a las 13'00 h. porque no sabemos si podremos descansar en el C3, preferimos subir ya comidos, bebidos y descansados "por lo que pueda pasar".

Llegamos al C3 sobre las 17'00 h. no sin antes haber dado cuenta de la "espaguetada" que llevábamos en el "TÁPER", de modo que comienza la rutina, coger nieve, fundir nieve, llenar botellas y descansar un rato. Tres personas, con 2 sacos, pies metidos en guantes, manos metidas en los bolsillos de los monos de plumas, cabezas cubiertas con dos gorros....un frío tenaz, atroz.

Aitor y yo, que somos los más normales del trío, le comunicamos a Alberto que o vamos para cima, el frío nos ha entumecido los pies, no seríamos muy útiles en la labor de abrir huella. Alberto, una "locomotora humana" decide que saldrá ya de día para no lesionarse los pies. El resto de las "máquinas", Martín, Joao, Miguel, Babanov y otros rusos, salen sobre las 3'00 del día 17 de julio.

El "non-stop" continúa, no sé cómo pueden. Yo ya he hecho mi trabajo, subir del CB al C3, de 4.900 m. a 7.100m., y ahora me toca quedarme aquí unas horas y aclimatar.
A las 7'30 h. sale Alberto, en un par de horas coge al grupo que salió a las 3.30 h.
Vemos desde al C3 las 7 figuras avanzar lentamente por los seracs en sombra. Todo es sombra y frío. Aitor y yo seguimos durmiendo hasta las 9'00 h. cuando comenzamos a calentarnos los pies para ponernos las rígidas y heladas botas para salir de la tienda y comenzar la bajada al CB.

Sigo mirando hacia el grupo que salió, me da miedo por ellos, les espera un duro día, les falta mucho hasta el collado y desde allí a la cima no digamos...
Puede que me ponga en su lugar y piense que dentro de una semana tal vez, sea yo la que esté allí, intentando una barbaridad, sacando fuerzas de donde apenas queden, pero ahora son ellos los que me dan pena, el frío que estarán pasando, el sueño, la sed.

No sé cuando fue la última vez aque comimos algo que no viniera envuelto en un plástiquito, fue la gran cena del día 15, desde entonces sólo nieve fundida y barritas.

A las 10'00 salimos del C3, Aitor y yo, junto con Santi, Diego y Alfredo, vamos al C2y allí volvemos a derretir nieve, la lengua se me pega al cielo de la boca, qué sed. Nos quitamos los monos porque ya nos da el sol y cuando nos disponemos a bajar de pronto aparece Alberto. Nos coge allí de milagro. Nos cuenta que se dió la vuelta cuando empezó a dolerle la cabeza. Alcanzó al grupo pero no se sentía con fuerzas para continuar, los efectos de la altura, ya que sus piernas le daban suficientemente.

La bajada fue de cuento de terror. Ya entrado el mediodía esta montaña es una bolera. Piedras que caen por todos lados, golpes que ni el casco ni una cabeza de cemento podrían evitar.

Esta CRÓNICA ES MUY LARGA, pero hoy me encuentro inspirada, tengo el día libre para pensar y escribir y estoy sentada en unas piedras frente al glaciar, contemplando puntitos que bajan del C3 al C2 y que espero que sean nuestros compañeros Martín, Joao y Miguel que tras la cumbre bajan a nuestro campo base.

Todo esto me hace reflexionar bastante. Los días pasan, el plazo se acaba. En esta montaña que tantos consideran fácil, no encontramos su accesibilidad. Este año no hay una línea de cuerdas fijas montada como el año pasado, por ejemplo, lo cual le daba seguridad y facilidad. Este año hay algún que otro cordino mal instalado, pero hay pendientes y medias laderas heladas con un patio (caída) de 2.000m. que te dan un vuelco en el corazón. Por otra parte, te encuentras los primeros 1000m. de subida con hielo malo y piedras sueltas "un peligro" y en cambio desde el C3 al collado (7.600m.) es nieve tan profunda que ningún grupo numeroso se había atrevido a abrir huella, de lo trabajoso que es.

Se acaban los días y nosotros estamos aquí, siento impotencia por haber estado allí arriba y no intentarlo, pero ahora mi misión es comer y dormir para subir la próxima vez a por todas. Mis piernas serán la "apisonadora humana" que otras veces fueron, mi corazón tendrá que funcionar como un reloj suizo en plena forma y mi cabeza tendrá que mantener la seguridad y la fuerza de un guerrero JEDI. Ahí está la montaña, la tengo enfrente, no me da miedo, está ahí para subirla, para disfrutarla.

Ayer, cuando bajábamos Alberto, Aitor y yo, nos sentamos un rato en el C1 a esperar para no tirar piedras a una pareja de mejicanos que bajaba. Ahí sentados como en un nido de águilas, con una pendiente de espanto bajo nuestros pies, veíamos a lo lejos el CB, nuestras tiendas, la seguridad, la "comodidad" y de pronto, sobre nuestras cabezas... nos saluda alguien que venía de no se sabe dónde, volando en parapente. ¿Será posible? Esto es como la fábula del pobre que va cogiendo migajas de pan y se vuelve y observa que otro más pobre coge lo que a él se le cae... Igual, no estamos locos, hay otros más locos que nosotros. ¿Quién será ese que habrá subido al menos a 7.000 m. o 6.500 m. con un parapente sobre su espalda (con lo que pesa) sólo por el placer de sobrevolar este glaciar y esta montaña? ¿Habrá gente más loca que nosotros?

Pero nos sentimos tan privilegiados, Es mucho esfuerzo físico el que requiere estar aquí arriba los tres sentados sobre estas piedras contemplando este paisaje.
Pasamos por circunstancias muy especiales, grandes peligros, cambios muy radicales de temperatura, pero nos sentimos felices al vivirlo.

Nuestra seguridad actual se reduce a una pequeña tienda en el CB donde lo tenemos todo. Todo lo que necesitamos para estar aquí alegremente durante 2 meses. Libros, música, ropa y más ropa de abrigo, medicinas y algo de comida "ibérica" para los momentos de bajón. Sólo hay que andar glaciar arriba y encuentras a otros grupos humanos que te dan siempre la bienvenida, porque nunca falta una invitación a un té y siempre habrá conversaciones de montaña.

Bueno amigos\as, tengo mucho más que contar, podría estar aquí dos días sentada escribiendo y describiendo la hermosura del lugar en el que me encuentro. La grandeza de compartir esto con estos maravillosos compañeros con los que estoy. Al final, eso es lo que queda, más que una cumbre, será la experiencia y el entrenamiento que nos está dando esta montaña.

Gracias como siempre por estar ahí, leyéndonos, animándonos y viviendo esta bonita experiencia a través de nosotros.

Un fuerte abrazo,
Lina Quesada

ÚLTIMAS NOTICIAS:
La expedición del alavés Zarain aplaza su asalto a la cima del Broad Peak
Martín Ramos completa la escalada del Broad Peak en 24 horas tras ascender de un tirón desde el campo base y realizar el descenso de noche

Martin Ramos, escalando una pared encordada
Foto publicada en LaVozdeZamora.es

lunes, 14 de julio de 2008

Más accidentados en el Broad Peak

13/julio/2008

Crónica de Aitor

Después de 4 días por las alturas por fin estamos de nuevo en "casa", bueno en el Campo Base, pero estas pequeñas comodidades nos resultan como si estuviéramos en casa.

Salimos el jueves a las 5 de la mañana Lina y yo camino del Campo 1, Alberto se encontraba en el Campo Base del K2( detrás de esta crónica viene la suya), y Santi, Alfredo y Diego se encontraban en el Campo 2.

En teoría era una salida cómoda ya que los dos habíamos estado un par de veces en ese Campo y la aclimatación era la correcta. Pero la subida hasta el Campo 1 es una verdadera bolera, caen piedras por todos lados, con lo que hay que andar con los 5 sentidos y alerta. Pero hay veces que todos los cuidados son pocos como le ocurrió a un expedicionario iraní que le alcanzo una piedra en toda la cabeza, y gracias a dios que llevaba casco que si no adiós muy buenas. De todas formas lo tuvieron que bajar inconsciente hasta el Campo base.

Nosotros llegamos al Campo 1 con el susto en el cuerpo y pensando que cuando menos veces pasemos por esta bolera mejor que mejor. Al poco de llegar a nuestra tienda, aparecieron Diego, Santi y Alfredo que bajaban hacia el Campo base después de haber pasado noche en el Campo 2. Después de intercambiar unas opiniones nos despedimos de nuestros compañeros no sin antes tomarles unas fotos rapelando. La tarde fue de lo más tranquila posible, comer, derretir nieve y sacar unas fotos hasta que el frió nos hizo meternos en el saco y despedirnos del día.

El viernes nos hicimos los remolones en el saco y cuando el calor apareció por la tienda salimos hacia el Campo 2 con toda la tranquilidad del mundo. De nuevo volvimos a ser testigos de un nuevo accidente por caída de piedra, en este caso el accidendato fue un miembro danés que estaba subiendo hacia el Campo 2, el resultado fuerte golpe en la cabeza y un par de costillas rotas. En estos momentos se encuentra a salvo en un hospital de Skardu.

Nosotros suave, suave llegamos hasta el Campo 2. El tiempo era bastante inestable con lo que nos pasamos la tarde entera sin salir del saco dentro de la tienda.
El sábado amaneció a todo nevar, con lo que nuestra idea de subir a montar el Campo 3 se fue al carajo. Estuvimos en la tienda hasta las 11 de la mañana que fue cuando el tiempo dio una tregua que aprovechamos para intentar subir un poco hacia el Campo 3 pero sin peso, la única intención era mejorar un poco la aclimatación.

La ruta hasta el Campo 2 está más o menos equipada pero de aquí para arriba no hay nada puesto. La ruta entre el 2 y el 3 parece más sencilla pero hay que andar con sumo cuidado ya que un resbalón aquí te lleva directamente al otro mundo.
La tarde la pasamos en la tienda hablando con nuestro "vecino" Joao García, un portugués muy famoso en su país ya que lleva escalados 10 de los 14 ochomiles existentes. La verdad es que la tarde se nos hizo muy amena escuchando sus historias de montaña.

Hoy por la mañana nos hemos bajado hasta el Campo Base ya que el tiempo previsto para hoy por la tarde y para mañana no animan a estar en la montaña. Nuestra sorpresa al llegar al Campo Base es que tenemos un nuevo miembro en el grupo, Martín, que viene de escalar el Gasherbrum II y ahora va a intentar escalar el Broad Peak.

Nuestros planes para los próximos días es estar un par de días de reposo en el Base mientras el tiempo está revuelto, y a partir del 15 han dado tres días de buen tiempo con lo que subiremos a montar el Campo 3 y de esta manera tener una aclimatación perfecta para que en la próxima salida ir hacia cima.

Crónica de Alberto

Tenía ganas de seguir aclimatando, pero decidí hacerlo en el K2, ya que pasar por las rampas primeras hacia el campo 1 del Broad Peak, me daba mal rollo. Mi grupo (del K2) con el que tengo compartido permiso es el de Jorge Egocheaga, quien todavía no ha llegado del Gasherbrum II, donde días atrás hizo cumbre. Así que fui hacia el K2 desde mi campo base, llevando todo un depósito de material que me propongo ir desplazando por los campos superiores de la montaña.

Este año la ruta Tomo Cessen está bastante segura y además bien equipada hasta el campo 3 por diversas expediciones. Ya me tocó trabajar en ella, en el año 97, cuando sólo nuestra expedición estaba en el campo base del K2 intentando esta ruta. Pusimos en total unos 2.000 m. de cuerda fija y justo antes de llegar al campo 3, fue "nuestra cima" la montaña estaba cargada porque nevaba constantemente y las avalanchas por esta ruta eran una constante. Así que descarto esta ruta porque ya la conozco bastante bien y de momento mi idea es ascender el K2 por la vía Abruzzos.
El cocinero y Lina me acompañaron a transportar lo necesario hasta el campo base. Una vez allí nos dirigimos hacia la expedición internacional de ATP, ya que antes nos habían invitado a comer. Una vez estamos alrededor de la mesa, me comentan que puedo usar su tienda de material para dormir e incluso para dejar el material que no vaya a subir en esta salida. La verdad es que hemos recibido una acogida muy sincera y grata, se nota que el grupo está conformado por gente de montaña a la que le gusta disfrutar de las ascensiones.

Por la mañana me encuentro desayunando con Peter, uno de los miembros de la expedición (alemán). Desde el comedor veo como el cocinero me pesa la mochila que voy a llevar y hace un gesto extraño cuando ve la marca que indica nada menos que 23 kilos. Peter me mira y me dice que tiene una tienda que no va a usar en el Campo 1 y que me puedo desmayar allá mismo cuado llegue. Viendo la cruda realidad, me propongo ir consiguiendo objetivos pequeños: primero campo depósito (hora y media del campo base), aquí es el momento en el que hay que ponerse los crampones y como he venido acompañado por 2 porteadores y un guía de la expedición Servia, se ofrecen a llevarme algo de peso de mi mochila, ante esta propuesta se me iluminan los ojos, a uno le pasé el saco de dormir y a otro una cazuela con medio queso dentro, aún así los 20 kgs. venían conmigo.

Al llegar al campo 1 con la visión un poco borrosa, intento dar con la tienda de Peter. Todos los que hemos coincidido en la ascensión están descansando y reponiendo fuerzas con un pequeño picnic. El guía del grupo Servio, cuando me ve que tengo intención de quedarme en el campo 1, me convence para seguir subiendo hacia el campo 2 y me dice que no me preocupe por el lugar donde dormir, que deje mi tienda de 4 kgs. y que duerma en su tienda. Realmente es una gran oferta, aunque aún había que seguir subiendo. Para sentir que me gano la invitación, le ayudo a subir una cuerda de 50 m. que tenía en el c1 y que debe portear hacia arriba.

Comenzando la ascensión del c1 al c2, advierto que todo este tramo va a ser muy vertical, es un terreno mixto con nieve bastante inestable, resultando difícil encontrar repisas cómodas para descansar. Pasadas las tres horas de escalada, el tramo final remata con una fuerte pendiente de nieve de unos 60º que me lleva a una "chimenea" cubierta de hielo, donde una escala parece poner las cosas más sencillas. Un poco más arriba se aprecia el balcón donde está instalado el campo 2.
En resumidas cuentas, aquí paso mi primera noche en el K2, el tiempo es inestable así que al día siguiente tardo bastante en reaccionar, para decidir qué hacer. Finalmente, sigo con la obligación de portear la cuerda que prometí a mi amigo el guía de los Servios y es por eso que salgo en dirección al campo 3 y la dejo encima de la siguiente "chimenea" que se encuentra situada a unos 7.000 m.s.n.m.

Después de pasar una segunda noche aquí, a la mañana siguiente tras despedirme con una "hasta pronto" del grupo que tan gentilmente me ha acogido en su campo base del K2, vuelvo sobre mis pasos al Broad Peak.

En definitiva, con esta incursión en el K2 y sopesando la situación en el Broad Peak, espero, en la próxima ventana de buen tiempo, poder hacer un ataque a cima junto con el grupo, aunque la montaña ha frenado todos los ataques que se han hecho hasta el momento, debido a la difícil progresión por nieve muy profunda a partir del campo 3 y a los fuertes vientos a partir del collado situado a 7.500 m.

martes, 8 de julio de 2008

Primera noche en el campo dos


Con el grupo de invitados: J. Carlos Tamayo, Juan Vallejo


Hoy día siete de Julio, San Fermín, nos encontramos en la tienda comedor después de haber compartido una suculenta comida a base de lentejas y vino Marqués de Riscal, con Juan Vallejo y José Carlos Tamayo. Éstos, han venido desde su campamento en el Gashembrum IV para hacernos una visita, lo cual agradecemos enormemente. Parece ser que tienen la ruta bastante dominada. Si la climatología y las condiciones de la montaña se muestran a favor, el tramo final que les queda desde campo tres a cumbre y que se presenta como lo más complicado, es seguro que lo solventarán con éxito. Desde aquí les deseamos lo mejor.

Nosotros también vamos avanzando en nuestra ruta hacia el Broad Peak. Hoy mismo hemos regresado del campo dos, donde después de haberlo montado hemos dormido la pasada noche. Las condiciones de la ruta son como ya habíamos visto cuando subimos a montar el campo uno: rampas de hielo verticales y exposición a la caída de piedras al coincidir con otras cordadas. En verdad una ruta hermosa para el que le gusta disfrutar con la escalada en hielo.

Hoy no nos quedan muchas ganas de hablar más sobre los avances en la ruta, ya que nada más llegar al campo base nos hemos enterado que los sonidos de helicópteros que hemos oído esta mañana por las inmediaciones del campo base se han llevado a dos compañeros. Rafael Merchán de Málaga y Juán Carlos González, Castreño, alavés de adopción, han regresado por distintos motivos hacia sus hogares. En el caso de Rafael, cuando cinco miembros del grupo nos dirigíamos hacia el campo uno, en esta última salida en la que hemos montado el campo dos, al pasar el río helado del glaciar se ha resbalado y ha sufrido un fuerte golpe en la cabeza, cayendo además en el agua helada del río glaciar. Lo mejor es que no es grave, sin embargo, para lo que exige un ochomil como el Broad unido a las condiciones que presenta, es una decisión más que acertada.

A Juan Carlos González, un problema de hongos en un dedo, precisamente provocado por coger perretxikos en su querido entorno del monte Gorbea, le ha terminado desanimando. El continuo contacto con el frío, la humedad y los inevitables golpes contra el hielo hacen que no sea nada recomendable continuar, más aún en el caso de Juan Carlos, que tuvo que sufrir en su ascensión a la cara Norte del Everest en el año 2000, varias amputaciones en ambas manos por causa de las congelaciones sufridas.

Con todo este panorama, no queda otra que sobreponerse y desear a nuestros amigos una pronta mejoría, tanto física como anímica, y que sepan que lucharemos para no defraudarles y seguir intentando la ascensión. Un fuerte abrazo a ambos de parte de todo el grupo, ya se les echa de menos en el base.

Crónica a cargo de Alberto Zerain.

Encierro de San Fermín en el Campo Base.



Foto panorámica desde el Campo 1

jueves, 3 de julio de 2008

Visión del Broad Peak


Campo base

2 de julio de 2008

Después de casi dos semanas de nuestra partida, es un día especial para todo expedicionario: hoy es el primer día de descanso en el Campo Base. Después de tanto avión, papeleo, carretera y trekking, hoy hemos visto por primera vez el Broad Peak, y gracias al día claro que hemos tenido, también hemos podido disfrutar de unas vistas espectaculares del K-2.

El K2


Todos hemos dormido más o menos bien y nos encontramos perfectamente. Salvo las lógicas molestias motivadas por la altura, el frío en alguna tienda cuya cremallera no cierra o alguna piedra que insiste en alojarse en nuestra espalda, todo va sobre ruedas.

Lo de día de descanso es un decir ya que aún quedaba mucho por hacer. Ayer se montó el Campo Base en precario, hoy ha tocado organizarlo correctamente, montar las tiendas de ducha y de la letrina, acondicionar la tienda comedor, poner a punto el generador y organizar nuestras pertenencias. Puede que parezcan demasiadas comodidades, pero hemos de pensar que este será nuestro hogar durante el próximo mes. A otros compañeros les ha tocado la labor de ir a otros campos bases vecinos y recoger información sobre el estado de la ruta, ocupación de los campos etc.

Por otro lado también hemos aprovechado para asearnos, afeitarse, lavar ropa... Algunos expedicionarios insisten en que hay que mimetizarse con la gente del lugar, pero últimamente ya nos confundían con los Baltís (así se conoce la gente de esta región); así que después de los días de trekking la ducha ha sido casi obligatoria.

Mañana Alberto, Aitor, Lina, Santi y Rafa irán hacia el Campo 1 con la intención de depositar algo de material y bajar a dormir nuevamente al Campo Base. Juan Carlos, Diego y yo iremos al Campo Base del K-2 para aclimatar un poco más con la idea de ir el día 4 a dormir al Campo 1. Estas son nuestras intenciones, lo que suceda os lo contaremos mañana en la nueva crónica que correrá a cargo de Alberto.

miércoles, 2 de julio de 2008

Llegada al Campo Base

Por fin en el Campo Base por Rafa Merchán (el tío de Málaga)

Hoy nos hemos levantado a las 5'00 de la mañana y nevando, el primer tramo ha transcurrido con la susodicha nevada, y cuando ha dejado de hacerlo, teníamos las nubes a unos 100, 200 m. por encima nuestro, eso quiere decir que del maravilloso paisaje que deberíamos haber visto, nada de nada.

El motivo de tanto madrugar, es porque hoy al llegar al C.B. nos despedimos de nuestros porteadores. Ellos evitan pernoctar a estas alturas por el equipo tan básico que llevan, por lo que deben llegar pronto para poder regresar a Goro II que es de donde partimos hoy.

Dado que nos despedimos hoy de ellos, creo que debemos rendirles un pequeño homenaje a estas sufridas personas que una vez hecho cumbre nadie se acuerda de ellos.

Portan 25 kg. a las espaldas más sus exiguas pertenencias, los que tienen mejor calzado llevan unas sandalias que para ir a la playa no están mal, pero para cruzar glaciares son insuficientes, beben el agua del río aunque sea barro puro y cuando llegamos al lugar de acampada, se fabrican unos improvisados vivacs con plasticos,extendiendo unos sacos (de patatas) en el suelo, pasan la noche. Esto lo hacen en pleno desierto o en pleno glaciar.

Se han contratado 93 porteadores para esta expedición y el sistema de trabajo que tienen es que conforme vamos aligerando el peso, por lo que vamos comiendo, van sobrando porteadores y los que llegan últimos se van para abajo, en total han llegado 83.

Hoy al despedirse han cobrado 3 euros diarios y para los que han llegado al final, una propina de un día de trabajo más. La despedida ha sido estruendosa por su parte, al comunicarles el jefe de porteadores, la propina que le habíamos dado, entre tanto júbilo les hemos preguntado las edades, van desde los 60 años el mayor a los 15 el más jóven.

Bien, pues esta gente menuda, dura y servicial, vive todo el año con lo que sudan estos meses de expedición.

La crónica de mañana será a cargo de Alfredo.

martes, 1 de julio de 2008

Camino de Goro II

30 de junio (Crónica a cargo de Inaxio y Alex)

Hoy hemos partido de nuestro campamento situado en Ordukas a las 7 de la mañana. Nos hemos dirigido a Goro II donde pasaremos la noche. Hemos superado un desnivel del 300 metros (de 4.000 metros a 4.300 metros), que a esta altitud es evidente. La etapa de hoy ha durado unas seis horas, que han transcurrido en su totalidad sobre el glaciar de Baltoro. Cada vez se ve más hielo en nuestro camino; el meandro del glaciar va perdiendo fuerza y el hielo se va imponiendo.
Hacia las las once hemos hecho un breve descanso a pesar de que estba lloviendo, y a ratos, nevando.

Ya para entonces las dos "liebres" del grupo (Juan Carlos y Alfredo) "habían metido la directa" y se han perdido el almuerzo con el que nos han obsequiado los cocineros de la expedición, las próxima vez andarán más listos.

Hoy se han endurecido las condiciones meteorológicas: ya nadie se atreve a salir de la tienda de campaña sin el gorro, guantes, plumífero, etc. Alex, hombre de ducha diaria, no se ha podido duchar, a pesar de que mirara con deseo al agua del glaciar.

Ahora está soplando un viento que, según dicen, procede del K-2, y estamos a punto de emprender vuelo desde la tienda comedor.

Hablando un poco más en serio, hemos atendido a varios porteadores que, tras la dura etapa de hoy, presentaban todo tipo de dolencias relacionadas con los pies. Hehos hecho todo lo que hemos podido para ayudarles, pero dejándoles bien claro que no somos médicos, y que por ello, estamos muy limitados en este campo. Pero ellos han agradecido nuestra ayuda como si fuéramos profesionales de la medicina.

Oraintsu behelainoa sartu da ekialdetik gure kanpamenduan. Sukaldariak baikortasunez esan digu bihar eguraldi ona izango dugula eta ez dugula zertaz kezkatu. Nahi genuke arrazoia izango balu.

Reflexiones de un caminante mal llamado trekker (texto de Alex)
Siento una gran pasión por recorrer los últimos espacios vírgenes de la tierra, parajes inhóspitos y de gran belleza. Ahora estoy en el Karakorum acompañando a una expedición al Broad Peak. Es un entorno de gran dureza pero que queda sobradamente compensado por la belleza de sus montañas y aquí he encontrado un grupo de expedicionarios con los que comparto una misma filosofía de vida, aunque los objetivos sean diferentes. Ellos persiguen una meta, que es conseguir llegar a la cumbre, como una forma de superación personal. En cambio, mis objetivos son más modestos: admirar y contemplar la naturaleza en su estado genuino.
En definitiva se trata de vivir tan intensamente como sea posible o lo que es lo mismo vivir varias vidas en una.

La meva admiració per aquests expedicionaris als quals els desitjo toda la sort per aconseguir els seus somnis.