viernes, 30 de marzo de 2012

PERÚ 2012- CORDILLERA BLANCA




HUASCARÁN SUR


HUASCARÁN NORTE
Hola amigos,

Cuando comenzaba 2012 ya empezábamos a barajar en las reuniones del club alpino sevillano, la posibilidad de organizar una expedición de club, de poder compartir juntos un proyecto. Pero esto resulta muy difícil actualmente, debido a las vacaciones de cada uno, al gasto que supone una expedición, etc. Se bajaba ir al Pico Lenin, ya que en agosto es cuando más gente puede coger vacaciones.... pero no prosperaba la idea......

Finalmente propuse ir a Perú. Asia es muy bonita y está muy bien, pero después de tantos años yendo allí, ya echaba de menos un país de habla hispana, un país con una cultura y una forma de vida hermanada con la nuestra, una gran riqueza cultural y humana. Allá por el año 88, le dí uno de los sofocones más grandes a mi hermana, cuando le dije que me iba sola a Perú. En aquellos años era peligroso, ya que se oían noticias de los actos terroristas de “sendero luminoso”, de la desaparición de una española en la selva.... en fin, que no era ni el destino más seguro, ni el más recomendable para una española sola. Sin apenas material de montaña, me atreví a visitar la Cordillera Blanca, a andurrear por las Quebradas de Llanganuco y Santa Cruz, hice claro, el Camino Inca, visité la Laguna de Churup y cuando contemplé por primera vez aquellos Nevados, aquellos colosos............................. me quedé boquiabierta!!!!

Era un paisaje de contrastes increíbles, la naturaleza exuberante y la belleza de los parajes me sorprendieron, ya que ibas por quebradas donde destacaba la roca y la aridez del terrero y de pronto te sorprendían esos grandes picos de aristas nevadas, de cornisas colgantes, de canales de hielo sorprendentes.

Me encantó todo de Perú, pero claro, solamente pude subir sola una montaña que tenía nada menos que 5.250 m., el nevado Pastoruri, notando así por primera vez en mi vida lo que era el “soroche” como llaman allí al mal de altura y al bajar comprobé que no tenía fuerza para nada, me caía, del dolor de cabeza y las piernas casi ni me respondían. Allí hay tantas montañas, que subir a cinco mil o a seis mil metros está al alcance de cualquiera.

Pues ahora nuevamente me encuentro envuelta en un proyecto para subir montañas en Perú. Esta vez es algo más serio, vamos a intentar subir montañas que no son ninguna tontería, viendo las grietas que tienen y las pendientes de hielo y nieve, nos podemos hacer una idea del nivel de exigencia que requieren.

Vamos un grupito de cuatro amigos, dos de Granada, uno de Salamanca y yo y nuestros objetivos de momento son: El Nevado Pisco de 5.750 m., el Huascarán Sur de 6.768 m. y el Alpamayo de 5.947 m. para nuestro pesar se nos quedan mil posibilidades de ascensiones, ya que nos encantaría tener más tiempo y más días y poder ascender el Chopicalqui, Huandoy, Artesonraju, Chacraraju, etc.

Es muy probable que se nos unan otros compañeros del club Peñalara, lo cual sería un honor para nosotros, de confirmase esto, el grupo quedaría en 7 personas.

Aquí os dejo las imágenes de estas montañas que forman parte ahora de nuestro próximo sueño por cumplir, toda la vida viendo fotos del Alpamayo y poder tener el privilegio de encontrarnos allí encaramados a sus laderas heladas, sufriendo y disfrutando a la vez de la subida y retener esos momentos para siempre en nuestra mente. Inexplicables e indescriptibles experiencias que se nos mezclan con los sueños.......

Lina Quesada


NEVADO PISCO


ALPAMAYO

ALPAMAYO-RUTA FRANCESA