jueves, 18 de junio de 2009

FIESTA DEL DEPORTE EN SEVILLA


Con D. Alfredo Sánchez Monteseirín, Alcalde de Sevilla


com mi hermana y sobrinos

Hola amigos/as
ayer día 17 de junio, tuvo lugar en Sevilla la XXII Fiesta del Deporte, mediante la cual el Ayuntamiento de Sevilla, a través del Instituto Municipal de Deportes, premia y nomina a deportistas, clubes, asociaciones y entidades deportivas sevillanas, creando así una motivación y un incentivo para todos los que realizamos actividades de alto rendimiento. Al menos por un día, los deportistas ven recompensado el esfuerzo de años de entrenamiento.

Ayer tuve el honor de encontrarme entre una de las premiadas, tras años de nominaciones, un año fue por ser la primera sevillana en ascender un ochomil, otro fue por ser la que tenía dos, y ahora y gracias al Everest y al esfuerzo que supuso, me llegó el turno a mí, y así ver recompensados aquellos fines de semana de entrenamiento continuo y aquellos nervios previos a la cumbre y las inseguridades y dudas sobre mi capacidad de poder lograrlo.

Estuve rodeada por mis familiares y amigos/as que también saben lo que es sufrir desde la distancia, asistió también el Delegado de Sevilla de la FAM y recibí la enhorabuena tanto del Alcalde de mi ciudad, como del Concejal de Deportes y del Director del IMD que me hizo entrega de la placa de reconocimiento.

Fue emotivo para mí, pero me gustaría compartirlo con todos los montañeros/as andaluces que seguirán abriendo camino y subiendo montañas y que espero encuentren motivación en este premio que es tan de ellos como mío, ya que yo tuve esa oportunidad de subir al Everest, pero no dudo de que muchos de vosotros podríais haberlo hecho también y de que a muchos de vosotros los llevaba en mi interior y en mi mochila, por los momentos compartidos en refugios de sierra nevada, en vías de escalada en el chorro o en espiel, en rutas de senderismo, en conferencias y por todas las ocasiones en las que nos hemos emocionado hablando de lo que más nos gusta hablar, de montañas...
Os dedico a todos este premio que es tan vuestro como mío.
Un fuerte abrazo
Lina

Con mis amigos/as

martes, 2 de junio de 2009

Crónica de Lina

Hola amigas/os

Ya concluye la Expedicion Mujer Andalucia 2009 y ya creo que puedo expresar:
- en primer lugar mi más sincera enhorabuena a las compañeras, que han culminado con exito la expedicion y
- en segundo lugar, mi agradecimiento a las personas (amigas, amigos y seres queridos) que se han preocupado por mí y han comunicado con mi hermana para informarse sobre mi salud, !!!gracias de verdad!!!

El Manaslu ha sido una montaña dura con nosotros, no nos ha dado demasiada tregua. Desde que llegamos a su campo base (4.750 m.) el dia 16 de abril, han sido 37 dias de nevadas continuadas y de fuertes vientos en cotas altas, no olvidemos que por su cumbre pasa una de esas fuertes corrientes de aire (Jet Stream, lo que nos ha hecho pasar por un intenso examen psicológico al haber demostrado tanto aguante.

También hemos tenido que demostrar fortaleza en los momentos en que nos hemos visto envueltas en rescates (tres) de personas de otras expediciones (italianos y francesa) y de nuestra propia expedición, ya que la marcha de la compañera Ana Gómez, fue tambien un golpe en la mente y en la seguridad del equipo, que temió por su integridad física, al tener que bajar desde el campo 3 con la visión perdida en uno de sus ojos y todo lo que esto generaba (mareo, dolor de cabeza). Ya afortunadamente sabemos que se está recuperando.

Fueron también demasiados los intentos a campo 4 y cumbre, ya que desde la primera vez que nos lo planteamos, el fuerte viento y las nevadas continuas, nos lo impidieron. El segundo y tercer intento, ya van hacienda mella en el físico. Muchas noches en campo 3 (Tamara y yo, batimos record de noches en campo 3), también abrir huella con la nieve tan profunda, palear a nuestra llegada a cada campo, para poder montar tienda…… todo eso comenzaba a pasar factura y yo ya en la segunda vuelta a campo 3 bajé muy tocada de salud, no podía respirar, me asfixiaba, las pulsaciones se me pusieron a mil, esto hizo que me asustara un poco, nunca me había pasado.

En la noche del 18 al 19 de mayo, a las 23'00 h., nos ponemos ya con el infiernillo a derretir nieve y llenar las botellas de agua, tras un escaso desayuno, ya que no teníamos casi nada de comida, éramos además, 4 personas en una tienda de 3 plazas, ya que uno de los depósitos que dejó nuestro Sherpa, no apareció tras las copiosas nevadas.

Al comienzo de la ascensión, tras salir del campo 4, a unos 200 m. se convierte en una pendiente de unos 30 grados de inclinación de hielo vivo, azul y duro, tanto, que el piolet de una de mis compañeras no lo muerde y cae (el piolet) hacia abajo y lo pierde.

En estas condiciones, analizando friamente la situacion, considero que no es segura la ascensión, que aquí tendríamos que haber instalado alguna cuerda fija, pero éstas estaban en el depósito desaparecido y no teníamos más que 50 m. de cordino de Kevlar.

Comunico a mis compañeras que ante la falta de seguridad y la precariedad de la ruta y gracias a que una cumbre no me ciega tanto como para poner en peligro mi vida, y muchos dirán que entonces mejor que cambie de deporte y, en cierto modo, llevan razón, ya que éste que practico conlleva un riesgo inherente y muchos posibles problemas para la salud. Además nunca hay total seguridad, siempre se puede abrir más una grieta, siempre puede caerte una avalancha imprevista o llegar súbitamente una tormenta, pero aparte de esos peligros objetivos, pienso que todos los que sean evitables y previsibles se deben evitar a toda costa.

Así es como, en la madrugada del dia 19 de mayo, con un tiempo inmejorable, apenas frío y viento cero, considero que mi vida vale más que otra cumbre y decido darme la vuelta.

5 minutos despues de mi retirada, un Sherpa de los japoneses, de nombre Vivash, cae 60 m. y consigue detenerse milagrosamente, puede que haciendo honor a su nombre , pero acababa de nacer….

Esa misma tarde, sobre las 17'00 h. un joven médico húngaro, de 33 años, se precipita desde las inmediaciones del campo 4 y no se detiene hasta mil metros más abajo, perdiendo así la vida. Es un deporte de riesgo, pero es una vida humana…. No sé de ningún otro deporte en el que, cuando sales de casa con tu equipación y tus horas de entrenamiento a la espalda, no sabes si vas a volver vivo. ¿Merece la pena correr ese riesgo?

Y para colmo, no somos ni siquiera considerados deportistas de competición, ni de élite… ¿Que esto no es competicion? Entonces, ¿por qué nos sentimos decepcionados cuando no conseguimos una cumbre o cuando nos damos la vuelta, como en mi caso?
Entonces, ¿por qué cuando Edurne Pasabán bajaba tan exhausta del Kanchenjunga, renunciaba a tomar oxígeno? Estaba en juego su vida, pero también un ochomil más en su lista y su puesto en la lista de candidatas a aspirar a los 14 ochomiles.

Por qué vemos a tanta gente bajar de cumbre como perritos, amarrados a un sherpa? Si se encuentran mal, por qué no se bajan?..... antes está la cumbre que la propia vida….

Nos puede el ego, el orgullo, la ambición y la emoción de ser héroes momentáneos, por llenar la página de un periódico local, porque nos hagan una entrevista. Por esas miles de cosas que alimentan nuestro ego ponemos en riesgo nuestra vida y nuestra seguridad y la de los otros que nos bajan.

Bueno y ya antes de despedirme, felicidades también a Manuel Gonzalez “Lolo” por haber entrado a engrosar el primer preciado puesto de la ilustre (ja, ja) lista de ochomilistas andaluces, ya lo formamos 3, Ricardo Guerrero, ahora también gracias a la expedición femenina, Manuel González y yo. !Enhorabuena a todos/as!

Lina

Regreso a Andalucía

La expedición tomará el vuelo de vuelta en Katmandú hoy, 2 de Junio, a las 8 de la tarde y tiene prevista su llegada al aeropuerto de Málaga mañana, 3 de Junio, a las 10.40 horas.