lunes, 9 de mayo de 2011

A POR LA QUINTA DE LAS 7 CUMBRES!!!!!

Hola amigos,

Pues ya hemos entrado en la cuenta atrás de nuestra expedición al Mckinley.
Hemos tenido dos fines de semana con mal tiempo antes de salir, por tanto se tendrá que notar el entrenamiento de todo el año, porque en el puente del 1 de mayo, nos fue casi imposible realizar la actividad que habíamos planificado. Nevó mucho en Sierra Nevada, riesgo de avalanchas por todos lados y nieve tan profunda que avanzábamos muy lentamente y terminamos muy cansados.

Estuvimos abriendo la puerta de La Carihuela, con las tapaderas de las cacerolas, recordando los viejos tiempos, cuando en el Manaslu, las chicas de la expedición femenina, teníamos que salir de la tienda quitando la nieve con un plato, ya que no había palas para todas.

Este fin de semana pasado, también ha sido malísimo, fuerte viento en la cumbre del Mulhacén, Iván y Tony abriendo huella hasta la cumbre, mucho esfuerzo y mucho tesón, ya que consideramos que cada paso que damos y cada esfuerzo que hacemos, nos dará más garantía de ir preparados a Alaska.

Pepe, por su parte, hace entrenamientos de un día, él sube y baja 2.000 m. de desnivel, como el que va a la esquina a comprar el periódico.

Creo que somos un equipo motivado, hemos intentado durante todo el invierno entrenar, prepararnos, hacer rutas fuertes. A todos nos ha tentado ir un fin de semanita a escalar al sol de Espiel, o a la playita a hacer deporte tranquilo, pero el proyecto que teníamos entremanos, nos ha decantado siempre por entrenar fondo, hacer rutas largas, mucho desnivel, y mira por donde, cuando hemos encontrado mal tiempo, viento, nieve y lluvia, hemos dicho, !!!qué bien, esto nos va a venir bien para prepararnos para el Mckinley!!!

Total, que todo el tiempo malo y todo el cansancio obtenido tras una ruta, nos ha parecido positivo, ya que todo eso contribuye a prepararnos para una montaña exigente, para una expedición dura en la que no sabemos qué tiempo vamos a tener, cuánta nieve va a caer, cuánto frío nos va a hacer..... toda esa incertidumbre, nos condiciona a exigirnos siempre más.

Este jueves partimos para Faro, desde allí tomamos un vuelo a Lisboa, después a Nueva York. Vamos preparados para todo tipo de interrogatorios en el aeropuerto, nuestras pintas, nuestro equipaje y nuestro destino, nos delatarán.... botas, petates y rumbo a Anchorage........”hey Houston, estos van para el Denali, seguro”.......

Y nos daremos una vueltecilla por New York City, no demasiado relajada, ya que llevaremos los nervios previos a una expedición.....

Al día siguiente volaremos de New York a Phoenix y de allí a Anchorage, donde llegaremos a la 1’00 de la madrugada pero con luz del día, vaya lío!!!!

Tenemos todo el día siguiente para compras de comida, preparativos y nervios.... ya que al día siguiente nos recogen y nos llevan en coche a Talkeetna, el pueblo donde está la oficina del Parque Nacional Denali. Ya tenemos tramitado el permiso de ascensión, pero nos queda un encuentro con los Rangers, donde nos comentarán las normas del parque, que son muchas por cierto, en comparación con Nepal, esta gente llevan un control exhaustivo de cada miembro del grupo, de su currículo y trayectoria, de su equipaje, peso y bultos, controlan la basura y los restos que vas dejando, ya que te pueden multar por dejar abandonada una tienda, una cuerda o cualquier bolsa.
Tras todas estas explicaciones, que serán en inglés alaskeño y que se enterará “rita la cantaora”, pues se supone que ya podemos volar en avioneta al campo base.

Vuelo en avioneta que recomiendan no hacer después de haber comido, mejor tomarse una tila antes y hacer ayuno!!!!
El campo base se encuentra a 2.200 m., total, que habrá que ir subiendo los cuatromil metros que nos quedan si queremos llegar a la cumbre, porque no se trata de un ochomil, pero el desnivel a salvar es el mismo, son 4.000 m. que transcurren por terreno glaciar, grietas como la calle Sierpes y vientos fríos y gélidos típicos de allí, del Ártico, porque claro, si el Denali estuviera en la Caleta, otro gallo cantaría, ya nos llegaría alguna brisilla del Rif, pero no, mira por donde, estaremos en las proximidades del Ártico y allí la sensación térmica un día fresquito, puede ser de -50 ºC.

Es de locos ver las estadísticas de gente que baja con congelaciones en manos y pies. No digamos como volverán las narices, labios y caras, tienen suerte los que tienen barba, ya que les permitirá mantener la piel resguardada del viento, el frío y el sol. Me daré una vuelta por Pichardo para ver si todavía quedan barbas de Reyes Magos!!!!

Habrá que llevar también mucha valeriana y un buen antifaz para dormir, ya que en esta estación es siempre de día. Estamos nerviosos, son muchas las cosas que hay que comprar allí, ya que en los escasos 20 kg. que podemos llevar en el vuelo, no va a ser posible transportar todo el material que necesitamos: saco de plumas, aislante, tiendas, raquetas, bastones, crampones, piolet, arnes, botas enormes, mono de plumas, chaqueta y pantalón de gore-tex, infiernillos, cacharros de cocina, ropa, gafas, cremas, botiquín, herramientas...... un sinfín de material y nada de comida, ya que nos la requisarían seguro!!!! Ya veis, cualquiera se arriesga a llevarse un queso manchego, tal y como están las cosas con la aduana americana!!!!! Se mueren por registrar a un español y como el tío sea de Jabugo, ni te cuento!!!! ya tenemos a un funcionario de aeropuerto, comiendo jamoncito bueno a nuestra costa, durante un mes, qué cara!!!!!

En fin amigos, que os mantendremos informados, mandaremos alguna que otra fotillo y alguna información para que sepáis de nuestro paradero. Intentaremos no perdernos en Nueva York y no llegar con la gallina bajo el brazo, tipo Alfredo Landa, para no dar mucho el cante, pero lo que está claro, es que animaremos a los alaskianos como hagamos cumbre, habrá que montar un sarao bueno para celebrarlo y para que sepan como somos los de aquí, los del sur, que además de haber estado entrenando a conciencia, también sabemos marcarnos unas sevillanas donde haga falta!!!!!!

Nuestro agradecimiento al apoyo recibido por:
- los compañeros del club alpino sevillano, que nos han regalado la sierra para cortar nieve para fabricar iglús
- a los amigos y amigas del club Elbruz, club Alcalareño y club Arándano de Sevilla, por comprarnos algunas camisetas para colaborar con la Expedición
- a la tienda de montaña Alúa, por hacernos descuentos en el material de la expedición
- a los vecinos de Los Palacios, por colaborar económicamente con Iván
- a Canal Sur por meter una cuña en Deportes a través de Manolo Waflar y darnos publicidad
- a Canal Sur Radio, a la Cadena Ser y Diario de Sevilla, por dar difusión a nuestro proyecto a pesar de tratarse de un deporte minoritario y de riesgo
- y por supuesto a la Delegación Provincial de Deportes de Sevilla, por ayudarme a llevar a cabo mi proyecto de las 7 Cumbres, con su apoyo siempre incondicional y motivador.
- Y a todos nuestros amigos y familiares por aguantar con paciencia divina nuestros entrenamientos y nuestro estrés en los momentos de preparación.


Saludos
Lina Quesada
INFORMACIÓN SOBRE EL MONTE MCKINLEY O DENALI
Cordillera de Alaska-América del Norte

Monte más alto de los Estados Unidos, de 6.194 m de altura sobre el nivel del mar, situado en la cordillera de Alaska, un cordón montañoso que se extiende desde la frontera entre Estados Unidos y Canadá, y las islas Aleutianas. Las principales dificultades que presenta su ascensión están relacionadas con la altitud, la climatología por la latitud y el desnivel de alrededor de 4.000 m entre su base y la cumbre. También se le conoce como Denali.
Otras denominaciones: Denali; Altitud: 6.194 m; Latitud: 63° 4' N; Longitud: 151° 0' O; Ubicación: Alaska (Estados Unidos); Población más cercana: Talkeetna (Alaska); Primera ascensión: 1911; Escaladores: Alfred H. Brooks

Ubicación del monte McKinley o Denali
La cordillera Brooks se extiende por el norte de oeste a este, mientras que la cordillera de Alaska, que alberga el pico más alto de Estados Unidos, el monte McKinley (6.194 m), lo hace por el sureste a lo largo de 700 km de longitud y forma un arco desde la frontera con Canadá hasta las islas Aleutianas. Los montes Kuskokwim, independientes de la cordillera de Alaska, se extienden por el sureste de la región. Algo más al sur, la cordillera de la Costa domina las tierras al oeste del golfo de Alaska, conocidas como Pasaje Interior (Inside Passage). Cruzándola por su parte central, el río Yukón desemboca en el estrecho de Bering.
El monte McKinley, o Denali para los athabascans, los pobladores originarios de la región, en cuya lengua significa el más grande, se encuentra dentro del espacio protegido del parque nacional Denali (1.908.000 h). Alberga una fauna muy variada, propia del ecosistema subártico, con grandes mamíferos como el oso grizzly, el lobo, el alce, el caribú y el carnero de Alaska.

Ascensión al monte McKinley o Denali
La vista que se tiene del monte McKinley desde el pueblo de Talkeetna es realmente impresionante por sus dimensiones y su presencia casi aislada. Es el único seismil del mundo situado por encima de los 43º al norte del ecuador, ya que el resto se encuentran en la franja comprendida entre los 43º al norte y los 32º al sur.

El período apto para afrontar el reto de escalar la gran mole del McKinley queda limitado a un corto espacio de tiempo entre primeros de mayo y finales de Junio, ya que es en éste intervalo de tiempo cuando las condiciones climatológicas son más favorables, con temperaturas muy bajas durante el invierno las numerosas avalanchas que acostumbran a sucederse durante el verano debido al aumento de las temperaturas.

Según algunas mediciones barométricas, la presión atmosférica en la cumbre del monte McKinley se acerca a la equivalente para un sietemil. Su cercania al círulo polar ártico y su considerable altitud la convierten en una de las montañas más frías del planeta. La cumbre del Denali se eleva casi 2.000 m por encima de las que la rodean (prominencia), por lo que en caso de mal tiempo, las tormentas de nieve y viento son extremas.

2 comentarios:

Sergio Rodriguez Casado dijo...

Suerte a los tres y nos vemos a la vuelta, un besos de Sergio y Maria

Lina dijo...

Niño, pasaros esta noche por El Santi y nos tomamos la cervecita de despedida!!!!