lunes, 17 de junio de 2013

Cuando entras en ciertos bares de Sevilla, hay un cartel típico, que seguro que no encuentras en un bar de la 5ª Avenida!!!  y es ese que dice: "QUEDAN 200 DÍAS PARA EL DOMINGO DE RAMOS", así se vive aquí la Semana Santa, de un Domingo de Ramos a otro, contando los días.

Pues bien amigos, a mí me quedan ya 18 días!!!! jajajajaaja, dentro de 18 días mi primer madrugón de expedición, para no perder el tren que me llevará a Málaga, de allí sale el vuelo a Moscú y más tarde, ese mismo día, con la noción perdida del tiempo, sin saber si es de día o de noche, sin saber si me toca tomarme un desayuno o una cena; allí en el aeropuerto de Moscú, donde en 2007 pasamos medio día tiradas en el suelo, cuando íbamos al Elbrus, las chicas de la expedición andaluza femenina, allí que tuvimos que comernos los últimos restos de los bocadillos que llevábamos de España, ya que perdimos el vuelo* a Mineralnye Body que nos dejaba en las inmediaciones del Cáucaso (Georgia); pues bien amigos, en ese aeropuerto, nos reuniremos el completo de la Expedición Lenin 2013. Allí llegarán los dos que salen desde Barajas, los dos Javis, uno de Salamanca y otro de Murcia, allí, llegaremos los que viajamos del sur, vía Málaga, Jose Manuel (La Zubia), Vera (Pozo Alcón) y yo (Sevilla); y allí, estos que son mis amigos conocerán a mi otro gran amigo de Los Angeles, a Nick Rice. Nick ha estado en varios ochomiles, ascendió solo el Cho Oyu y el Mckinley, estuvo solo en el K2, en el año del gran desastre 2008 y me acompañó en el Kilimanjaro, coincidimos en el Gasherbrum II en 2006, en el Shisha Pangma 2007, en el Manaslu 2009 y desde entonces nos unen varias pasiones comunes, las montañas y los países exóticos.

Me atrevería a decir que a todos los integrantes de este variopinto grupo nos unen esas mismas pasiones, ya que no somos gente fanática de las cumbres, sino del esfuerzo y del entrenamiento. Somos todos muy exigentes y disciplinados con nosotros mismos a la hora de entrenar y prepararnos, pero no veo un ansia especial por la cumbre. Nos ilusiona el viaje en sí, la experiencia, la montaña, conocerla, vivirla, compartirla, traer buenos recuerdos, buenas fotos, buenos momentos y una experiencia que nos enriquezca. Por eso creo que me encuentro tan lejos del fanatismo de las expediciones, en las que los integrantes ni se conocen, ni comparten nada, excepto un permiso de ascensión y un jeep que les lleva al campo base.

En esta expedición, nos lo estamos buscando todo nosotros mismos, los vuelos, los visados, el material, la comida, el botiquín, vamos en plan normal, barato y con nuestro esfuerzo de todo el año ahorrando y entrenando, será por eso que estamos tan ilusionados y que tenemos tantas ganas de que pasen ya esos 18 días para verla.............. no a la Borriquita salir de El Salvador!!!!! sino a la Montaña!!!!

Como dicen los montañeros poetas, que también los hay.... la montaña tiene nombre de mujer, con su manto blanco, con su arista en forma de sonrisa, con sus grietas que señalan guiños, con la primera luz del día iluminando su cara y con las sombras del atardecer te embauca, te enamora, te seduce..........
esa montaña femenina y mujer.........

*el vuelo lo perdimos, por motivos ajenos a nuestra voluntad: España ganó el Mundial futbol y se colapsaron los aeropuertos de España, eso nos hizo perder nuestro vuelo a Moscú y el siguiente. El futbol marca la vida de un pais....

Lina Quesada


Fotos cedidas por David Becerra, expedición Lenin 1999.

No hay comentarios: