lunes, 7 de abril de 2008

Lina escribe desde Khatmandú

Hola amigos\as:

Ya estoy de nuevo en Kathmandú. He hecho la cuenta y es la sexta vez que vengo aquí, siempre a subir montañas.

Desde que salí el sábado de Sevilla, he acumulado un cansacio extremo, de modo que termino de escribir esta crónica y me voy a dormir, porque tengo unas ojeras....

He de reconocer que la suerte de momento me acompaña. Llevaba muchísimo sobrepeso de equipaje y en el mismo terminal 1 me puse a sacar ropa de la mochila y a ponérmela, pantalón de gore-tex (pesa 1 kg), forro gordo con los bolsillos con kilos de chocolatinas, chaqueta con los bolsillos con guantes y gorros. Y para terminar el cuadro estético, las botas de campo base. Así, de esa guisa tan mona, con la bandera de Andalucía en la mano, me las he podido arreglar para no tener que facturar sobrepeso. Claro, que me caían unos sudores...




Ya dentro del aeropuerto de Barajas, había grupos de montañeros en la sala de espera. Entre ellos, César Pérez de Tudela, con su hijo, que vive en Granada, y unos amigos, a los que conocí en una cena homenaje a Juanito, de modo que hemos pasado la primera etapa de la espera hablando de la situación del Everest este año y de los posibles conflictos que puede haber, ya que una ruta frecuentada por tanta gente, tan masificada, puede ser problemática un día de cumbre, demasiada gente transitando por los escalones previos a la cumbre y un posible accidente se traduciría en un gran desastre. Así que éstas y otras ideas han surgido para terminar de preocuparme más de lo que estoy.

Otra estupenda coincidencia es que en mi hotel tambien se hospeda Rosa Fernández, la chica que va por delante de mi en el ranking español. Es muy simpática, hemos estado hablando y hemos quedado para cenar hoy, ya que ella, al igual que yo, está aquí sola. Esta casualidad me tranquiliza, porque ella va al Lhotse, por lo que estaremos en el mismo Campo Base y podremos echarnos una mano en caso de necesidad.

De momento Kathmandú está muy tranquilo, hace una temperatura agradable, 34 grados, pero me han comentado que por la tarde suele llover.

La situación en el Everest no es la más adecuada, estoy muy preocupada porque las nuevas noticias son aún menos alentadoras. Parece ser que no se podrá montar el Campo 3 tampoco, de modo que tendremos que aclimatar desde el Campo 2, subir al Campo 3 ( 7.100 m) sería posible, pero sin montar tienda hasta el 10 de mayo. No sé por qué, ni cómo se puede controlar y limitar de esa manera el acceso de una montaña, y menos aun cuando se nos da un permiso para escalarla que cuesta una millonada. Es incomprensible.

Pero bueno, eso me puede resultar positivo, porque con una buena aclimatación hasta 7.100 o 7.500m. (altura a la que pienso subir aunque no me dejen poner tienda), pues se puede conseguir muy bien la cumbre, ya que será una aclimatacion más larga, más sufrida, pero mucho más segura. En otras ocasiones la gente sube sólo una vez a esa altura y de allí a cumbre, con lo cual el cuerpo no está acostumbrado y lo pasa muy mal. De esa manera, si puedo subir varias veces a esa altura, el cuerpo responderá mejor.

Otra novedad es que hay unos días de fiesta en Katmandú justo esta semana, por lo que no podremos volar de Khatmandú a Lukla hasta el dia 11 de abril. Días de espera nuevamente, pero me vienen bien para terminar de preparar todo el equipaje. Por tanto, el día de llegada al Campo Base será el 17 y no el 16 como estaba previsto.

Os mando una foto que acaban de hacerme para que os hagáis una idea, aunque muy resumida, del ambiente en la calle. Hay miles de montañeros\as paseando con los atuendos y marcas típicos de nuestro deporte. Se puede decir que la meca del alpinismo en estos momentos circula por estas calles. ¿A cuántos más montañeros famosos me encontraré estos días?

Os mando un saludo muy fuerte y abrazos.
Lina




Ver noticia de la llegada de Lina a Khatmandú en Andalucía Sport

1 comentario:

Anónimo dijo...

Viendo las fotos, se me ocurre que ser electricista en Khatmandú debe ser una profesión muy complicada y de alto riesgo.