miércoles, 2 de julio de 2008

Llegada al Campo Base

Por fin en el Campo Base por Rafa Merchán (el tío de Málaga)

Hoy nos hemos levantado a las 5'00 de la mañana y nevando, el primer tramo ha transcurrido con la susodicha nevada, y cuando ha dejado de hacerlo, teníamos las nubes a unos 100, 200 m. por encima nuestro, eso quiere decir que del maravilloso paisaje que deberíamos haber visto, nada de nada.

El motivo de tanto madrugar, es porque hoy al llegar al C.B. nos despedimos de nuestros porteadores. Ellos evitan pernoctar a estas alturas por el equipo tan básico que llevan, por lo que deben llegar pronto para poder regresar a Goro II que es de donde partimos hoy.

Dado que nos despedimos hoy de ellos, creo que debemos rendirles un pequeño homenaje a estas sufridas personas que una vez hecho cumbre nadie se acuerda de ellos.

Portan 25 kg. a las espaldas más sus exiguas pertenencias, los que tienen mejor calzado llevan unas sandalias que para ir a la playa no están mal, pero para cruzar glaciares son insuficientes, beben el agua del río aunque sea barro puro y cuando llegamos al lugar de acampada, se fabrican unos improvisados vivacs con plasticos,extendiendo unos sacos (de patatas) en el suelo, pasan la noche. Esto lo hacen en pleno desierto o en pleno glaciar.

Se han contratado 93 porteadores para esta expedición y el sistema de trabajo que tienen es que conforme vamos aligerando el peso, por lo que vamos comiendo, van sobrando porteadores y los que llegan últimos se van para abajo, en total han llegado 83.

Hoy al despedirse han cobrado 3 euros diarios y para los que han llegado al final, una propina de un día de trabajo más. La despedida ha sido estruendosa por su parte, al comunicarles el jefe de porteadores, la propina que le habíamos dado, entre tanto júbilo les hemos preguntado las edades, van desde los 60 años el mayor a los 15 el más jóven.

Bien, pues esta gente menuda, dura y servicial, vive todo el año con lo que sudan estos meses de expedición.

La crónica de mañana será a cargo de Alfredo.

No hay comentarios: