jueves, 30 de abril de 2009

Retrasos de la expedición por motivos humanitarios




AEFAM 30 de abril 2009

La expedición mujer pasa cuatro días muy intensos en altura y consigue realizar un depósito en lo que será el C4.

Las mujeres andaluzas trabajan intensamente en altura para completar la aclimatación y dejan equipados de alimentos, gas y material los campamentos de altura. Con el trabajo realizado lo tienen todo preparado para intentar la cima del Manaslu en cuanto repongan fuerzas en el CB, donde se encuentran desde ayer.

En estos momentos la ruta se encuentra casi completamente equipada y por las informaciones existentes de la zona alta se presenta con mucho hielo, lo que facilitará la progresión, pero la convierte en más técnica.

Mientras las andaluzas aclimataban y preparaban sus campamentos varios grupos intentaron la cima, consiguiendo la cumbre coreanos y el portugués Joao García. Estos equipos y los que no pudieron conseguir la cumbre equiparon la sección de cuerdas por encima de 7.000 metros Los intentos se realizaron desde un campo instalado a 7.000 metros, y posiblemente por ese motivo y lo ajustado de la aclimatación de los escaladores sean el motivo de no alcanzar la cima.

Rescates en gran altitud.

Los días 28 y 29 el equipo andaluz intervino en dos rescates de escaladores italianos, dejando ambos resultados diferentes. Por respeto y aunque suponemos que las familias ya están informadas, no daremos nombres. Aunque así se sucedieron los acontecimientos.

El día 28 sobre las 8 horas un hombre agachado en la pendiente hacia señales solicitando ayuda al C3 andaluz, percatándose de la situación Lolo que se acerca para ver que le ocurría, encuentra a esta persona en un estado lamentable, casi no podía caminar, por lo que solicita la ayuda de sus compañeras y lo trasladan a una de las tiendas andaluzas del C3; desde ese momento todo el equipo, con la ayuda médica desde el CB, inician una operación de evacuación al C2. El deportista que se encontraba solo y victima de agotamiento, fue descendido por el equipo andaluz con la ayuda de expedicionarios suizos y un escalador ruso, ya que era incapaz de caminar. Mientras se producía el difícil descenso pidieron al CB italiano que enviaran ayuda para continuar con el descenso desde el C2. Sobre las 12,30 horas en el C2, se le administró oxigeno facilitado por la expedición rusa y japonesa, el deportista quedó a los cuidados de los montañeros que se quedaron en el C2. Su situación que ya era muy delicada empeoró hasta provocarle la muerte, cuando lo preparaban para bajar hasta el CB. El equipo andaluz recibió la noticia regresando al C3.



Las andaluzas recibieron como un verdadero mazazo la noticia, que posiblemente condicionó decisiones posteriores sobre la progresión del equipo.

El día 29 las deportistas se marcaron como objetivo hacer un depósito de material a 7.400 metros y completar así la aclimatación para dejar la ruta preparada y hacer un intento a cima. Sobre las 9h, las escaladoras se encontraban a 7.000 metros y a distancias diferentes, cuando una voz pide botiquín, por lo que en las distancias todo las hacia suponer que nuevamente estaba ocurriendo algo con algún deportista que descendía de los intentos a cima.



Cuando se juntan todas las escaladoras con los deportistas afectados, se vuelven a encontrar con un escalador italiano en condiciones muy complicadas para el descenso, aunque en esta ocasión acompañado por otros 5 compañeros. Inmediatamente el equipo andaluz se puso a disposición del italiano para ayudar en el descenso al afectado, descartando la posibilidad de continuar escalando. Solo los sherpas continuaron su trabajo para hacer el depósito de C4.



Para nuestras deportistas la situación se antojaba algo surrealista, nuevamente se encontraban en menos de 24 horas, en una operación de evacuación a 7.000 metros. Todo el dispositivo de coordinación con el CB fue asumido por las andaluzas y en el CB los doctores María Antonia Nerín, José Ramón Morandeira y Miguel López prestaron asistencia desde los portófonos y activaron la ayuda que por parte del staff italiano subió hasta el C1. En esta ocasión el estado del deportista afectado le permitía caminar en ocasiones y aunque el descenso fue muy duro, sobre las 15,30 h todo el equipo de rescate se encontraba en el C1. Por indicaciones de los médicos y cambiando todo lo previsto el deportista fue descendido hasta el CB, donde llegaron a las 21h aproximadamente. El escalador italiano fue atendido por los médicos en el CB Andalucía y se repone con normalidad en estos momentos.

Descanso y preparativos en el CB.

Todo el equipo andaluz disfruta de un merecido descanso en el CB. En los próximos 3 o 4 días repondrán fuerzas y controlarán la meteo para hacer un intento contundente a la cima del Manaslu.

En Andalucía se puede estar satisfecho y tranquilo. Aquí en Nepal, en el CB del Manaslu, Andalucía tiene un equipo de deportista que está y ha estado a la altura de las circunstancias deportivas, organizativas y humanas. Y así han recibido del equipo suizo, una tarjeta de felicitación y muestras de reconocimiento y agradecimiento de diferentes expediciones por el trabajo realizado en estos dos últimos días.

CAMPAMENTOS

CAMPAMENTO BASE.- 4.800 M. 12 ABRIL

CAMPO 1.- 5.700 M. 19 ABRIL

CAMPO 2.- 6.300 M. 21 ABRIL

CAMPO 3.- 6.740 M. 21 ABRIL

DEPOSITO C4.- 7.400 M. 29 ABRIL

EXPEDICION FEMENINA ANDALUZA

Nota de Amig@s de Lina:

En la mañana del 28 de abril murió el alpinista Giuseppe Antonelli, del equipo de Mario Merelli, como consecuencia de un edema pulmonar. Una vida más que se cobra la montaña, en este caso, el Manaslu, la Montaña del Espíritu.

Barrabés

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por que las demas exopediciones pueden enviar tantas crónicas, ej. Carlos Pauner, y la andaluza no? No llevan ni un teléfono?