lunes, 5 de mayo de 2008

Fuertes nevadas sobre el Everest

Éramos pocos y parió la abuela. Así debe sentirse Lina con las fuertes nevadas que desde hace unos días caen sobre el Everest y que la han obligado, según su último mensaje, a recluirse en su tienda en el campo base. "No para de nevar -nos cuenta-, ahora la paciencia es mi compañera de tienda. Menos mal que el buen humor y la fuerza no se han ido. Voy a regresar más culta de tanto leer. Besos a tod@s"

No hay comentarios: